Páginas vistas en total

martes, 11 de febrero de 2014

11.- AHORA VA A RESULTAR QUE ES MAS CARO EL VIENTO QUE EL PETROLEO. (Economía Elemental II + Comportamientos Humanos II)



Estamos de viento hasta el carallo


Pues no es por nada, pero estamos de temporales hasta el carallo. 
 



En pocos asuntos hay tantos intereses creados, tanto inepto en medio complicándolo (equipo de JoyMari), y desgraciadamente tanta gente sufriendo el desaguisado. Quizás solo sea comparable a otro largo peregrinar, el del Dividendo Digital, ya ampliamente tratado en arrebatos anteriores, y que casualmente está capitaneado por el mismo artista. Igual este tal Soria algo tiene que ver.

A toro pasado parece que este asunto fue la más eficaz de las cortinas de humo que esconden la subida más grave que se podía llevar acabo: el aumento del 100% del término fijo de la factura. Es exactamente la misma técnica que la de un alcalde corrupto. Lo primero que hace es subirse considerablemente el sueldo. Con el lío que monta, y mientras el personal permanece entretenido en este asunto, tiene riendas sueltas para hacer los desaguisados por los que realmente accedió al cargo.

Efectivamente, a partir de 1 de este mes de febrero, con un nuevo incremento del 20% en el término fijo (que sufriremos en el próximo recibo), el precio voluntario (que estás obligado a pagar) para pequeño consumidor (casi todos nosotros), por Kilovatio contratado y año, será de 42,04€, lo que viene siendo justamente el doble que hace un año. Por lo tanto, en este apartado del recibo, para un consumidor medio y sus 4,6Kw contratados, pagará al año:


4,6  X  42,04  =  193,4€  +  (IMP. ELECT.)  +  IVA  =  244.5€ Anuales.
Si tenemos recibos bimensuales (seis recibos al año), serán 41€ de este concepto en cada uno, por nada.

244,5€, que pagaremos por si se nos ocurre encender la luz. Si la enciendes, para buscar la escoba, aunque ya después sigas barriendo a oscuras, empezamos a incrementar ese importe, ya que su contador (que viene siendo el que ya le pagaste más de diez veces, y el puñetero sigue dando vueltas), te delatará sin compasión.

                Vivimos una realidad cruda, en la que existe un porcentaje cada vez más amplio de la población, que tiene dificultades para abonar el cada vez más abultado recibo eléctrico. Solo les quedaba una, bajar el interruptor y pasar frio. Les quedaba, he dicho. Con la eficacia a la que nos tiene acostumbrado JoyMari y su demoledor equipo, ha reaccionado inmediatamente para que los ingresos de las eléctricas no decaigan. Aunque bajes el consumo y pases frio, debes seguir pagando igual o más que antes. Una barbaridad de un calibre que todavía no sabemos por dónde nos la han metido.
¿Y si ya pagamos por la posibilidad de que se nos ocurra consumir (esperemos que el panadero no se entere de este método) una determinada potencia contratada, por qué repagamos desde el primer vatio que realmente consumimos? ¿No deberíamos tener derecho a consumir la potencia que ya pagamos sin que se nos vuelva a cobrar?
 Por si no llegara con estafar, hay que humillar, y la letanía que nos sueltan es que es para favorecer a las familias con hijos, y seguramente a nuestros jubilados.  Ahí le has dado.


El objetivo está muy claro, conseguir que paguen aunque el personal se dé de baja, retirar los cables, y vendérselos a un chatarrero, ya que parece que está disparado el precio  del cobre. 
                                                                                                                                                                   

 
La electricidad ya no da calambre, da miedo.
Detrás del gran aumento del término fijo, además de cobrar por nada, y ser la más injusta de las medidas, hay otra gran ventaja para las compañías eléctricas: evitarán acometer inversiones. Efectivamente, la reacción inmediata del consumidor para que la estafa no sea insoportable, será reducir la potencia contratada, parámetro que trae de calle a las eléctricas y que obligaba a una inversión en la red. Por lo tanto, aumentando el precio del término fijo, cobramos por nada y evitamos inversiones. Es el mayor de los milagros terrenales, ¡y nos siguen diciendo que todavía les debemos dinero, que es una deuda histórica! ¿Habrá que pagarla en maravedís?
                Y, mientras tanto, con el cuento de caperucita (STOP EXCUSAS Arrebato nº 9)  de que la electricidad es cara por culpa de las renovables, al mismo tiempo que las familias bajan el interruptor para seguir pagando lo mismo, el viento soplando como nunca lo hizo, y embalses soltando lastre a punto de rebosar. ¿Estamos más tontos de lo que razonablemente correspondería, o es que nos hemos vuelto locos?

                A mi no me preocupa la economía, me da pánico la forma en la que algunos echan las cuentas (ARREBATO Nº 10). El costo de un producto/servicio, es un concepto complicado, difícil de entender. Y si alguno de estos buitres lo entiende ya se las arreglarán para explicarlo de la forma que a ellos  les interese, para que siga justificando el engorde de sus abultadas cuentas. El negocio, la avaricia y el egoísmo, van en contra de los comportamientos humanos, del bien social y el cubrir las necesidades básicas de la población. No se trata de fomentar una cultura del “todo es gratis” y que no debemos preocuparnos por nada. Se trata de erradicar las injusticias más descaradas que sometan a la población a sufrimientos evitables. Nada más.

Este país tiene múltiples problemas, innumerables problemas, pero todos ellos, igual que los mandamientos, se resumen en dos:
1.- No tenemos suficiente pasta (la hemos gastado, la han robado, la hemos mal gastado  …)
2.- La que hay, está muy mal repartida. Y si seguimos legislando para favorecer todavía más a los que ya la tienen, irremediablemente asfixiará mas a los que ya no les queda nada.

                Desde el punto de vista económico, que tan mal llevamos, son las únicas dos cosas que debe vigilar un gobierno. Debe orientar sus directrices y la industria para favorecer el traer pasta para el país (estamos orientados a sacarla) y debe cuidar mucho que no se produzcan abusos, y desequilibrios innecesarios, y sobretodo injustos en la población. Si esto se mejora, todos los demás indicadores, con los que se vuelven locos ellos y nosotros, indiscutiblemente mejorarán, y si no mejoran, es que no son indicadores adecuados para evaluarnos.

                Lo que no se puede hacer, desde luego, es gobernar en contra de los intereses reales de la generalidad de los ciudadanos, propiciando situaciones esquizofrénicas.
¿Sabéis que pasa cuando tenemos la capacidad de producir más energía que la que se consume (no que la que se necesita)? Soltamos lastre y desperdiciamos la posibilidad de producirla, de entregársela a un precio adecuado, al que la necesite, al que pasa frio.
                ¿Alguien entiende por qué es más cara la energía del viento que la del petróleo? (también podríamos hacer el símil con el sector solar) Que yo sepa, de momento por el viento no hay que pagar, no lo consumimos, no lo contaminamos ni lo manchamos, y tenemos hasta hartarnos. Ahora es cuando saldrá el listillo: es que la tecnología es carísima, y ya volvemos al principio, al dichoso costo mal entendido. La tecnología más cara para nosotros (y tenemos que verlo así), sin ninguna duda, será la que no sea Española. Que no te compliquen con conceptos que no se entienden y que intencionadamente se mencionan. Con tecnología extranjera, igual que con el petróleo, lo que pagamos, se va a tomar por saco al quinto pino, aumenta el déficit, y no crea empleo (lo crea en el país de destino). No puede tener más cosas malas para nosotros. Seguimos sacando pasta del país ¡Y sigue siendo la de los que ya no les queda nada! De hecho, es lo peor que nos está pasando, y mientras tanto todos al paro, que es más barato ¡!!.



 

Ahora va a resultar más caro el viento que el petróleo¡¡

Otra cosa es si lo ves desde el punto de vista del bolsillo particular del buitre amasador, ahí solo importa lo que se incrementa su fortuna particular, no importa el país, da igual lo que les ocurra a sus habitantes. Realmente hay que ser ciegos, si teniendo una industria puntera en un sector (en pocos desgraciadamente lo somos), tal como es el eólico, digamos que otras tecnologías extranjeras, o combustibles foráneos, son más beneficiosas. Eso es realmente no entender absolutamente nada. Y si además resulta, que es de los pocos sectores que es capaz de vender e instalarse internacionalmente, y traer pasta fresca para el país, ya es para hacerle reverencias.



En estos momentos, en vez de tratarlos a patadas, a los pocos que sean capaces de traer pasta para el país, hay que hacerles un monumento.


                Lo que no tiene explicación es que el equipo de JoyMari no trabaje con esta visión. Y ya no solo en este tema concreto, sino en todo lo referente a la industria y al consumo de este país. Parece mentira que se le hayan olvidado totalmente las claras lecciones de coherencia que nos dio, a ambos, la Srta Jloria. La verdad, estando a su lado, es que daba la impresión de que lo entendía, igual que les dió a sus votantes lo que prometía. No podemos pensar, al menos desde el gobierno de la nación,  que el costo de una determinada cosa es su precio. El costo es algo mucho más complejo. Desde el punto de vista de un país, es fundamental tener en cuenta a dónde van los euros que pagamos por una cosa. Dos cosas con el mismo precio de 10€, pueden ser muy diferentes en “Lo que nos acabarán costando”. Puede ser muy diferente ya que, dependiendo de si el dinero sale del país (aumenta el déficit), o no (crea empleo), de si contamina (incrementará lo que nos acabará costando), o no, de si es eficiente, de si …

Sr. Soria, dentro del equipo de Calandrakas de JoyMari, es usted el más incompetente, ¡y mira que es complicado establecer una clasificación entre estos artistas!  ¿Qué ha hecho usted por la industria de este país? Constituye usted la improvisación en grado sumo. Lo demuestra a cada paso que da, en el que se observa claramente la falta de estudio, y cualquier pequeño atisbo de rigor. Para terminar, se le ocurre a usted sacarse de la manga un nuevo tipo de cálculo del recibo doméstico, que tenemos la completa seguridad que servirá para incrementar, todavía más, el exagerado costo que pagamos por este servicio básico. Será exactamente lo mismo que cuando luchamos por pagar por minutos la primera hora de un parking, ¿alguien ha pagado menos que antes alguna vez? De repente se acuerda de la gestión del precio en función de la hora, pero se olvida que no disponemos de contadores que lo permitan. Además, llevamos años con el plan que, como todos, no se está cumpliendo y, aunque se cumpliese, finaliza en el 2018!!! ¿Ha preguntado algo antes de soltarse a predicar?. No se está cumpliendo por dos razones básicas: Los grandes problemas técnicos para que funcione el sistema (las pruebas piloto están siendo un desastre), y la dificultad que están teniendo las compañías para cobrarnos un aparato e instalación, por el que después también quieren seguir cobrando todos los meses. ¿Y con todo este lío, que no entiende, por qué se mete en estos fregados? Todos estos adelantos técnicos, que debería redundar en unos mejores, y más económicos servicios a los usuarios, se convierten torpemente en este país, en un incremento de dinero del que más tiene. Seguiremos pagando igual o más por los servicios, mientras las compañías disminuirán sus costes, sobretodo de personal (más al paro) y utilizarán las ventajas técnicas para examinar y calificar adecuadamente el perfil de consumo de los usuarios, para ver cómo nos pueden sacar más dinero, sobretodo al que ya no le queda nada.

Entre el frio que pasamos, y este tipo de comportamientos, se nos nublan los pensamientos, y ya más de uno me ha sugerido que está usted preparando el aterrizaje en un cómodo sillón de un buen consejo de administración.

 
Siguen ustedes la más nefasta de las políticas, y se están moviendo a unos niveles demasiados peligrosos, ya que, al que no le queda nada, está a punto de reventar.

En este arrebato hemos hecho un ejercicio acorde a los tiempos. Por el precio de uno, hemos incluido dos (Economía Elemental II + Comportamientos Humanos II). Lo que no sé es si llegareis a saber algún día, “Lo que os acabará costando”. Espero que no sea demasiado tarde.

@mikeltrujillo


Posdata (18/2/2014):

 Este arrebato, igual que todo el contenido de este blog, aunque acabe ampliando dudas, tiene como objetivo todo lo contrario: tratar de que algunas cosas las veamos desde otro punto de vista, por si le podemos encontrar algo diferente, y si nos vale para ayudar a arreglar algo, estupendo.

He recibido centenares de twits que me hacen ver que el personal le pilla el hilo y mucho mal parece que no le hace. Sin embargo he observado, en un 0,5% de twits recibidos que la reacción es, cuando menos, exagerada. Con este arrebato, igual que con todos los demás, aun entendiendo la desesperación a la que puede estar sometida mucha gente, no se persigue, bajo ningún concepto, animar al personal a reacciones no acordes a la legislación y legalidad vigentes. Personalmente soy más que partidario de usar los cauces estrictamente legales para hacer que se modifiquen las posibles injusticias que como ciudadanos pensemos que soportamos.

Por lo tanto recomiendo, lo mismo que digo a mis hijos cuando se van a una noche de movida: sentidiño.